ALU-Komplettrad

FAQs - preguntas y respuestas frecuentes

Categoría principal: TPMS
Subcategoría I: Informaciones generales sobre TPMS
    1. ¿Qué es TPMS?
    2. ¿Qué características debe tener el TPMS?
    3. ¿Qué es TPMS indirecto?
    4. ¿Qué es TPMS directo?
    5. ¿A qué áreas afectan los sistemas TPMS?

    ¿Qué es TPMS?

    • TPMS es la abreviatura de Sistema de Control de Presión de Neumáticos (en inglés: Tyre Pressure Monitoring System).
    • TPMS es un sistema incorporado para monitoreo de la presión de los neumáticos en vehículos.
    • Indicación automática y directa como advertencia en el display cuando ocurre un problema en uno o más neumáticos debido a pérdida de presión.

     Meta: 

    • Aumento de la seguridad de conducción y disminución de accidentes, pues una presión incorrecta de los neumáticos prolonga la distancia de frenado, dificulta tomar curvas y puede calentar los neumáticos.
    • Evitación de un consumo elevado de combustible debido a una presión inadecuada de los neumáticos.
    • Reducción del desgaste de los neumáticos debido a una mayor resistencia a la rodadura y también de las emisiones de CO2.

     Ventajas:

    • El conductor recibe información inmediata sobre problemas de presión en los neumáticos.
    • Los problemas pueden resolverse tempranamente.
    • Se suprime el control manual de la presión de aire.

     Especificaciones temporales para el equipamiento con un TPMS:

    1. Desde el 1º de noviembre de 2012, todos los tipos  de automóviles y casas rodantes nuevas vendidos en la UE deben estar equipados con un TPMS.
    2. A partir del 1º de noviembre de 2014, todos los automóviles y casas rodantes en la UE deben disponer del registro inicial de un TPMS.


    ¿Qué características debe tener el TPMS?

    Durante la fabricación del vehículo deberá integrarse un TPMS directo o indirecto, una instalación posterior será considerada como no conforme a normas.

    Características del TPMS según la legislación UE:

    • Advertencia de pérdida de presión en un único neumático (dentro de período de 10 minutos):
      20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
    • Advertencia de pérdida de presión en los cuatro neumáticos (pérdida repentina y progresiva):
      20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
    • Determinación de la pérdida de presión a velocidades desde 40 km/h hasta la máxima velocidad de conducción del vehículo.
    • Transmisión de datos a 434 MHz


    ¿Qué es TPMS indirecto?

    Durante la fabricación del vehículo deberá integrarse un TPMS directo o indirecto, una instalación posterior será considerada como no conforme a normas. Si durante una inspección principal se detecta un TPMS no apto debido a una falla menor según la Sección 29 del Reglamento Alemán de Licencias de tráfico por carretera (StVZO), el propietario/conductor del vehículo deberá resolver este problema de inmediato.

    Características del TPMS según la legislación UE:

    • Advertencia de pérdida de presión en un único neumático (dentro de período de 10 minutos):
      20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
    • Advertencia de pérdida de presión en los cuatro neumáticos (pérdida repentina y progresiva):
      20% inferior a la presión de operación (P en caliente) a 1,5 bares.
    • Determinación de la pérdida de presión a velocidades desde 40 km/h hasta la máxima velocidad de conducción del vehículo.
    • Transmisión de datos a 434 MHz

    ¿Qué es TPMS indirecto?

    Utilización de sensores existentes en el ESP/ABS para determinación de la presión del neumático mediante la velocidad de giro del mismo y el envío de los datos a la unidad de control central (ECU = Electronic Control Unit).

    En caso de pérdida de presión: 

    • Determinación de una mayor velocidad de giro de los neumáticos mediante el sistema.
    • Indicación en el display como advertencia para el conductor.

    Comparación con el TPMS directo: 

    • Menos preciso (p.ej. no se indica la perdida de presión exacta ni la medición de temperatura).
    • Menos confort (p.ej. no se realiza la medición de la presión de los neumáticos si el vehículo está detenido).
    • Ningún esfuerzo adicional en los cambios de neumáticos, porque no debe tenerse en cuenta ningún sensor en los neumáticos.


    ¿Qué es TPMS directo?

    Monitoreo de la presión de los neumáticos con ayuda de sensores en cada neumático, que miden la presión y la temperatura, envían los datos registrados por radio a un receptor central, procesamiento de los datos, indicación en el display del conductor.

    Comparación con el TPMS indirecto:

    • Adquisición de datos muy precisa.
    • Funciones adicionales, tales como detección de la posición de un neumático, medición de la presión estando detenido y monitoreo de la rueda de repuesto.
    • Costes adicionales importantes para mantenimiento y cambio de neumático.
    • Requiere cambios sustanciales en los talleres, por ej. para mantenimiento, instalación y programación de los sensores TPMS.
    • Equipamiento de todos los neumáticos (de invierno, de verano y de repuesto) con un sensor funcional.


    ¿A qué áreas afectan los sistemas TPMS?

    En las situaciones siguientes el propietario/conductor del vehículo o el taller visitado entra en contacto con el TPMS directo:

    • Diagnóstico cuando la lámpara de advertencia se enciende en el display
    • Mantenimiento, reparación o cambio de sensores
    • Cambio de neumáticos
    • Montaje de neumáticos
    • Juego de ruedas completas
    • Reparaciones de neumáticos
    • Verificaciones de servicio (p.ej. inspección principal para TÜV)

    Consecuencias para el propietario/conductor del vehículo:

    Debido a la tecnología compleja del TPMS, para el propietario/conductor del vehículo es muy difícil realizar el servicio de los neumáticos por sí mismo. Cuando se enciende la señal de advertencia (p.ej. en caso de neumático o sensor defectuoso) y para el cambio del neumático, el mismo debe recurrir a un taller que cuente con el servicio correspondiente.

    Consecuencias para el taller:

    Por lo tanto, para los talleres es absolutamente necesario prepararse para la nueva tecnología y tomar medidas tempranamente para prestar servicios a clientes con TPMS en el vehículo, y así posicionarse como especialista en esta área del mercado.

    Actualmente hay numerosos vehículos con un TPMS directo en el mercado, razón por la cual los talleres serán confrontados con el software y los pedidos de servicio de los clientes antes del 1º de noviembre de 2014.

    En los próximos años aumentará aún más la cantidad de vehículos con un TPMS. Todos estos vehículos tienen necesidad de sensores de recambio para equipar los neumáticos de invierno, lo que resulta en un enorme potencial de venta de los servicios relevantes.

    Además del know-how necesario, los talleres deben disponer de herramientas apropiadas (p.ej. para diagnosticar problemas o para programar los sensores) y de piezas de recambio (p.ej. juntas, válvulas o sensores completos).


    Inicio de sesión de clientes


    ¿Es usted un cliente particular?

    Si quiere comprar neumáticos para su vehículo en línea, haga clic aquí.


    ¿Todavía no es cliente?

    Registrarse gratis



    © 2001-2019 Delticom AG - neumaticos123.com - swebd7